• JUAN 3:16

    16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna...

  • SALMOS 5:11

    11 Pero alégrense todos los que en ti confían; Den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; En ti se regocijen los que aman tu nombre....

  • ROMANOS 14:17

    17 porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo....

24 abr. 2020

Posted by Refrigerio Bíblico | 10:23 | No comments



¿Adónde va usted en busca de ayuda cuando las tormentas llegan a su vida? Los problemas tienen una manera de atraer nuestra atención hacia abajo, a la situación inmediata, en vez de hacia arriba, al Señor, quien reina sobre cada circunstancia de nuestra vida. Por tanto, nuestra primera reacción ante las pruebas debe ser abrir la Biblia para saber lo que Dios ha dicho.

Cuando enfocamos nuestra atención en el Señor y en sus promesas, es como lanzar leña al fuego de nuestra vida espiritual, lo cual nos ayuda a enfrentar cualquier desafío que se nos presente. Sin embargo, debido a que tenemos la tendencia a dejar que la preocupación y el temor aparezcan de nuevo, debemos continuar agregando combustible al fuego, llenando una y otra vez nuestra mente con las verdades de la Palabra de Dios.

Aunque las tormentas tienen muchos orígenes, solo hay una respuesta para ellas. Cuando todo lo que nos rodea se desmorone, debemos arrodillarnos, confiando en que el Señor nos dará una sensación de seguridad y valentía para mantenernos firmes en la obediencia. Una vida rendida, afincada en la Palabra de Dios, abierta a su obra en nosotros, y suficiente en el amor y el poder del Espíritu Santo es inamovible en las tormentas de la vida.

Biblia en un año: 2 Reyes 7-9
Fuente: Dr. Charles Stanley

21 abr. 2020

Posted by Refrigerio Bíblico | 09:39 | No comments
Romanos 8.26-30

Ayer aprendimos que Dios no muestra favoritismo. No obstante, sí disfruta de la cercanía con los suyos: en toda la Biblia, el Padre tuvo una relación íntima con su pueblo. Y hoy en día, todos los que han recibido a Jesucristo como Salvador, se han convertido en parte de la familia de Dios.

El Padre celestial desea tener una relación estrecha con cada uno de sus hijos. Podemos disfrutar de esta cercanía al comprometernos con Él en su Palabra y en la oración. La cercanía viene de una comunión cada vez más profunda que nos lleva a un mayor entendimiento de Dios, de su Palabra y de su voluntad para nuestra vida. A medida que pasamos tiempo con Él y lo obedecemos, el Señor comienza a conformarnos a su imagen. Luego trabaja a través de nosotros, y lo reflejamos a quienes nos rodean, como una luz puesta en un candelero (Mt 5.14-16).

No se permita quedar satisfecho solo con ser salvado de la ira venidera. El Señor desea que lo conozcamos íntimamente, y nos llama a cada uno a corresponderle con fe y compromiso. Él quiere que seamos como Abraham, quien es tiernamente descrito como amigo de Dios (2 Cr 20.7).

Biblia en un año: 1 Reyes 20-22
Fuente: Dr. Charles Stanley

Bookmark Us

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter