13 sep. 2015

Posted by Refrigerio Bíblico | 20:10 | No comments

Cómo enfrentar a los Goliat

El breve combate entre David y Goliat fue más que una contienda entre Israel y los filisteos. Fue la defensa del nombre de Jehová contra quienes dudaban de su supremacía. Como dijo David, la única manera de que un muchacho con una honda podía derrotar a un gigante guerrero como Goliat era por medio de la mano de Dios.
Al enfrentarse a Goliat, David demostró valentía y fe auténticas. Pero vemos que lo que lo animó a encarar al gigante fue una indignación justa. “¿Quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?” (1 S 17.26). David creía que alguien tenía que quitar de Israel la deshonra causada por los insultos de Goliat. Y puesto que nadie dio un paso al frente para hacerlo, él se ofreció para defender el nombre de Jehová.


Hay quienes leen hoy esta historia simplemente como el escenario de una batalla donde un inexperto y probable perdedor derribó a un antiguo superhéroe. Nos consolamos pensando que nunca tendremos que lidiar con un escenario parecido. Pero la historia verdadera es que David dio la cara por Dios. Considerando la manera como nuestra cultura ridiculiza al Padre celestial y a Jesucristo, los creyentes tendrán, sin duda, en algún momento, que ponerse en los zapatos de David. La pregunta es si nos daremos una vuelta y huiremos, o si nos detendremos para pelear en el nombre de Dios.
Usted no necesita haberse graduado en teología para derrotar a los que quieran burlarse de Dios. Sus “piedras lisas” (v. 40) son las verdades que encuentra en la Biblia. Ningún enemigo puede refutar victoriosamente la Palabra de Dios. Cualquiera que parezca ser el resultado, la batalla es del Señor, y Él da la victoria a los fieles.
Biblia en un año: Daniel 1-2
Fuente: www.encontacto.org

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bookmark Us

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter