7 abr. 2015

Posted by Refrigerio Bíblico | 17:21 | No comments
Pasos pequeños hacia un gran llamamiento
Dr. Charles Stanley

Algunas veces, las cosas más pequeñas pueden tener el impacto más duradero. Por eso, nunca debemos subestimar la importancia de los pequeños actos de obediencia. Pueden parecernos insignificantes, pero son con frecuencia el primer paso hacia nuestra vocación. El Señor tiene un plan para la vida de cada creyente, y también un método mediante el cual lo lleva a buen término. La experiencia de Pedro con Jesús es un excelente ejemplo de cómo los pequeños pasos de fe pueden llevar a un gran llamamiento.
Pasos pequeños hacia un gran llamamiento
La historia comienza en Lucas 5.1-11, cuando Jesús estaba enseñando a orillas del lago de Genesaret. Cuando una multitud lo presionaba, vio dos barcas en la playa, y le pidió a Pedro que lo alejara en una de ellas para poder seguir enseñando. ¿Quién habría pensado que esto iba a ser algo crucial en la vida de Pedro? Era una petición bastante simple, pero qué habría pasado si hubiera dicho: “¿No ves que estoy ocupado? Estuve pescando toda la noche y no atrapé nada; ahora tengo que limpiar las redes antes de poder volver a mi casa a descansar. Encuentra a otra persona que te ayude”.
En realidad, nuestra vida no es muy diferente a la de Pedro. Jesús sigue llamando a las personas a obedecer sus sencillas peticiones. Por supuesto, sus peticiones pueden ser inconvenientes o inesperadas, pero ¿en verdad queremos perdernos de las bendiciones de un pequeño acto de obediencia? Cuando Pedro dejó que Jesús utilizara su barca, abrió la puerta para que el Señor utilizara su vida.
A veces, Dios nos pide que hagamos cosas que parecen ilógicas. Gracias a que Pedro obedeció en un asunto insignificante, Jesús lo llamó a convertirse en uno de sus discípulos, y lo transformó en un poderoso líder de la iglesia. Imagine, entonces, lo que el Señor puede hacer con su vida si usted obedece sus pequeñas peticiones y obedece aun cuando éstas no tengan sentido para usted. ¿Por qué no lo averigua? El llamamiento de Dios a su vida se encuentra en el otro lado de la obediencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bookmark Us

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter