10 oct. 2014

Posted by Refrigerio Bíblico | 04:51 | No comments


L
a práctica de la alabanza


2 Crónicas 20.1-30

Cuando los problemas o el sufrimiento vienen a nuestra vida, podemos elegir reaccionar de forma natural o sobrenatural. Alabar al Señor en momentos como éstos puede parecer ilógico, pero es sumamente eficaz. La alabanza cambia nuestra perspectiva y nuestra fe, abre la puerta para que Dios haga grandes cosas, e influye sobre otras personas. Las Sagradas Escrituras ofrecen dos maravillosos ejemplos de hombres que decidieron responder de manera sobrenatural en tiempos de dificultad.
Una respuesta sobrenatural a un problema: 2 Crónicas 20.1-30
  • Cuando el rey Josafat se enteró de que tres grandes ejércitos venían a atacarlo, el temor lo motivó a buscar al Señor (vv. 1-4).
  • Su oración empezó con la alabanza, lo cual cambió su enfoque: de la magnitud de su problema, a la grandeza de Dios(vv. 5-7).
  • Después de hacer su petición y de recibir una respuesta por medio del profeta Jahaziel, Josafat —-junto con el pueblo de Judá-— exaltó y adoró al Señor (vv. 18, 19).
  • El enfoque del rey en Dios había aumentado tanto su confianza en Él, que se acercó a la batalla, no con soldados, sino con un coro que glorificaba a Jehová (vv. 20, 21).
  • Cuando comenzaron a cantar alabanzas, el Señor intervino derrotando totalmente a sus enemigos (vv. 22-25).
  • El pueblo respondió a la gran salvación con gratitud y adoración (vv. 26-28).
  • Su respuesta sobrenatural dio como resultado paz y descanso para el pueblo, e hizo que las naciones vecinas reverenciaran a Dios (vv. 29, 30).
Una respuesta sobrenatural al sufrimiento: Hechos 16.16-34
  • Cuando Pablo y Silas fueron víctimas de injusticia y maltratos, cantaron alabanzas a Dios en medio de su sufrimiento (vv. 19-25).
  •  Tal inusual actitud abrió los oídos de los presos no creyentes (v. 25).
  •  El Señor intervino de manera tangible y espiritual, abriendo la puerta de la cárcel y el corazón del carcelero (vv. 26-32).
  •  Como resultado de la reacción sobrenatural de Pablo y Silas, toda una familia llegó a conocer al Salvador (vv. 33, 34).
Preguntas para reflexionar:
  1. ¿Cómo responde usted normalmente a los problemas o al sufrimiento? ¿En qué atributos o hechos de Dios puede centrar su alabanza, para que esto le ayude en la próxima experiencia difícil que enfrente?
  2. ¿Alguna vez decidió exaltar al Padre celestial sin desear hacerlo? ¿Por qué el centrarse en el Señor, no en su situación, cambia su perspectiva, su fe, su esperanza y su testimonio?

Fuente: www.encontacto.org

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bookmark Us

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter