11 ago. 2014

Posted by Refrigerio Bíblico | 03:52 | No comments
La santidad perdida en la predica moderna

Por: Dr. Félix Muñoz

"Mi pueblo se parece al pan mal horneado: por un lado está bien cocido y por el otro lado está crudo - Ose 7:8 (TLA)".

"Para Dios, lo que somos es muchos más importante que lo que hacemos, ya que lo que hacemos es el resultado de lo que somos. Dios no está contento con una santificación parcial, con creyentes que están superdesarrollados en algunos aspectos (conocimiento), pero deficientes en otros (vida practica). Es para corregir esta desigualdad que Él aplica los fuegos de las pruebas a las partes no desarrolladas de nuestros caracteres".

"Dios está supremamente preocupado por el desarrollo de un carácter semejante al de Cristo. Dios tiene como propósito que todos los creyentes estén «hechos conforme a la imagen de Su Hijo - Rom 8:29 (NBLH)». Cuando no se aplica la disciplina, o no se recibe adecuadamente como un trato del amor divino para nuestro desarrollo en madurez, no hay cosecha de santidad personal y muco menos semejanza al carácter de Cristo".

"Ninguna disciplina resulta agradable a la hora de recibirla. Al contrario, ¡es dolorosa! Pero después, produce la apacible cosecha de una vida recta para los que han sido entrenados por ella - Heb 12:11 (NTV)".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bookmark Us

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter