31 jul. 2014

Posted by Refrigerio Bíblico | 04:56 | No comments


Dr. Félix Muñoz  

"Sabemos que los hijos de Dios no se caracterizan por practicar el pecado, porque el Hijo de Dios los mantiene protegidos, y el maligno no puede tocarlos - 1 Jn 5:18 (NTV)."

¿Puede un creyente ser poseído por demonios? La verdad bíblica sobre el tema habla bastante claro que no pueden ser poseídos por demonios. ¿Por qué? Porque, hay una diferencia entre ser poseído y ser oprimido (influenciado) por los mismos. En la posesión los demonios tienen el control directo y completo sobre los pensamientos y las acciones de la persona (Mt 17:14-18, Lc 4:33-35; 8:27-33). La opresión (influencia) es que los demonios atacan espiritualmente a una persona incitándole a vivir un comportamiento pecaminoso. En todos los pasajes del NT que tratan sobre el tema en ninguno habla de echar un demonio fuera de un creyente, ya que todas las posesiónes demoniacas eran a no creyentes, y el creyente es llamado sino mas bien a hacerle frente a los tales (Efe 6:10-18, Stg 4:7, 1 Pd 5:8-9).

Ahora, es importante notar que los creyentes son la habitacón del Espíritu (Rom 8:9-11, 1 Cor 3:16; 6:19). El Espíritu nuca va a permitir que un demonio posea la misma persona en la cual Él habita. Es ilógico ver que Dios permitiríera que sus hijos, los cuales Él compró con la sangre de Cristo y los hace nuevos en Él (1 Pd 1:18-19, 2 Cor 5:17) sean poseídos y controlados por los demonios (1 Jn 4:4). Esto demuestra que todo creyente es vencedor en Cristo, y que por Cristo se venció los demonios. Este argumento Bíblico demuestra evidencialmente que la posesión demoníaca en la vida del creyente no puede ser una realidad, y mucho menos puede ser evidenciada bíblica e historicamente. 

Hora en contestación a los arguemetos expuestos en (1 Cro 21:2 y 2 Sm 24:1) de las supuestas dificultades bíblicas del tema, por el cual muchos basan sus argumentos para decir que el creyente por más temeroso de Dios que sea puede ser poseído, o alguna parte de su cuerpo puede ser morada de los mismos (demonización) debemos, como creyentes responsables hacer un buen analisis contextual para llegar a una conclusión sana y verdadera de la biblia.

Al leer los textos (1 Cro 21:2 y 2 Sm 24:1) en su contexto inmediato y al hacer un analisis correspondiente de los mismos se notará que (Satanás se levantó contra Israel, e incitó a David a que hiciese censo de Israel - 1 Cro 21:1) Como bien se expone la palabra "incitar" alude a que Dios permitió que Satanás sucitara o por así decirlo "seduciera" a David, el cual ya acariciaba en su pensamiento tal acción (Stg 1:14-15 - "sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado"). Satanas no discierne pensamientos, pero sabe claramente que en la carne hay tendencia a hacer lo malo (Rom 7:18) e incitó a David, si David no hubiera tenido tales inclinaciones anteriormente nunca lo hubiera hecho al ser incitado por el diablo. 

Ya que el termino el cual se expone en (2 Sam 24:1 - "Volvió a encenderse la ira de Jehová contra Israel, e incitó a David contra ellos a que dijese: Ve, haz un censo de Israel y de Judá."). Habla claramente de una incitación "Ve, haz"  por parte de Dios y Joab recriminó tal idea (v. 2-9) y luego de ellos vemos las consecuencias (vv.10-47), como bien podemos ver este es un verso paralelo a 1 Cro 21:1, el cual ya se expuso en el manifiesto, y habla de las guerras y organizacion del reinado Davidico, ahora ¿David pecó al hacer el Censo?, no, el no peco por el Censo en si, sino por su mala aplicación del mismo (motivación), y por no cumplir con el Censo legal ya establecido por Dios (Num. Cap. 1, 2, 3, 26:2-4), ya que levantar Censo era una medida practica que utilizaron los gobiernos en el antiguo Oriente, desde los días en que se escribieron las tablillas de Ebla en el 2500 a.C. El Censo era una practica corroborada a mediados del segundo milenio. 

Sin embargo, los beneficios derivados de tal practica no eran necesariamente apreciados por el pueblo, ya que llevaba a incrementar los impuestos, aumentar los reclutas para el servicio militar y el servicio obrero forzado al gobierno. Ahora, viendolo a la luz de la historia, no es de sorprenderse que hubieran nociones populares de que el Censo era una fuente de mala suerte por asi decirlo, por el hecho de que provocaba el disgusto divino cuando este se hacia con motivaciones lucrativas y con fines de demostrar un dominio personal tanto al pueblo, como a las naciones por su inmensa cantidad militar. Segun los Escritos de Mari (Ciudad de mesopotamia la cual produjo miles de documentos cuneiformes, los cuales describen la actividad politica y profetica de los pueblos al norte de Siria en el siglo VXIII a.C.) describe a los hombres que huian a las montanas para evitar que los contaran, ya que como bien se mencionó tal acción se prestaba para su mal uso gubernamental.

Según el Teologo-historico William D. Crockett, suguiere que los sucesos registrados aqui en (2 Sam 24:1) sucedieron despues de que David capturase a Jerusalen (2 Sam 5) pero antes de que se trajese el arca a la ciudad (2 Sam 6). Dios en Su ira dijo a David "Ve, haz" para que tomara el Censo, y en (1 Cro 21:1) Se ve que fue Satanas quien incitó a David a hacer tal acción, ¿como se puede aclarar tal aparente dificultad biblica? Sencillo, Satanas lo precipitó (incitó), David lo efectuó (Por la razón del orgullo de su corazón, confianza propia y mal lucrativo) y Dios lo permitió (por ello le dice "Ve, haz"). 

La Septiaginta traduce el verso de 2 Sam 24:1 como "Satanas incitó a David" en vez de "e incitó a David."Ahora, como bien se expone en el articulo, Satanas sabe que la naturaleza humana es propensa al mal ya que el fue el causante de introducir el mismo en el hombre (Gén Cap. 3), y en conformidad a eso incita a hacer lo malo, en el caso de David, este como rey pordia hacer el Censo según las normas legales tanto en lo social, publico, militar y economico del Pueblo de Israel (Aunque el pueblo no lo veia con buenos ojos como bien explique), pero la motivación del mismo no fue la correcta "confianza personal, no divina", y como Satanás analizó anteriormente los motivos del mismo (ya que el lleva mucho tiempo examinando a cada hombre para luego atacarlo) sedujo al mismo a hacer lo que él en su debilidad humana estaba propenso a caer, debemos recordar que Satanas no tentará al hombre en un area el cual éste no esté propenso a fallar, corroborar con el texto de (Stg 1:14-15). 

Con estos argumentos queda exlcuido que la posesión demoniaca en los creyentes en Cristo es una realidad. La verdad del asunto es que no puede ser poseído por demonios un creyente verdadero, porque "donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad - 2 Cor 3:17 (RVR).


Bendiciones en Cristo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bookmark Us

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter